Control de la calidad de las aguas residuales a la salida de un separador de grasas

Informe de aplicación | Agua y aguas residuales

  • Prueba del cumplimiento de los valores límite y total transparencia sobre las cantidades de aguas residuales vertidas
  • Control automatizado del proceso mediante la medida combinada de pH, conductividad y caudal
Antecedentes

Kesselhut Entsorgungs GmbH está especializada en la inspección y limpieza de sistemas de tuberías y alcantarillado, carreteras y plantas industriales. La gama de servicios ofrecidos por el proveedor de servicios municipales también incluye la eliminación de heces y la separación de aceites y grasas. En el estado federado alemán de Sajonia-Anhalt, la empresa explota una planta de separación de grasas. El emplazamiento se alimenta de aguas residuales industriales.

Requisitos de la medida

El funcionamiento de los separadores de grasas está sujeto a estrictas normas técnicas y medioambientales. Dado que las aguas residuales situadas aguas abajo del separador de grasas se vierten a la red municipal de alcantarillado, el cliente debe informar a la asociación local de aguas residuales. La autoridad controla el cumplimiento de los valores límite permitidos principalmente mediante el pH y la conductividad. La ley obliga a Kesselhut a presentar periódicamente estos parámetros a la asociación de aguas residuales. Esto implica un control continuo del efluente aguas abajo del separador de grasas mediante una instrumentación de proceso adecuada. Para poder automatizar aún más el proceso y aumentar su fiabilidad, el cliente buscaba un socio que pudiera proporcionarle tanto la tecnología de medida como el asesoramiento técnico y el servicio necesarios.

La solución de KROHNE

Para la supervisión de los valores límite, KROHNE suministró sensores analíticos y caudalímetros adaptados a las necesidades del cliente. Para la medida del pH se utiliza el OPTISENS PH 8300. Diseñado para aplicaciones de aguas residuales, este sensor de vidrio incorpora un robusto diafragma anular de PTFE que repele la suciedad, así como un sensor de temperatura integrado. El sensor de pH se instaló en una sección en U utilizando el conjunto de inmersión SENSOFIT IMM 1000.

Para la medida inductiva de la conductividad, el cliente utiliza el OPTISENS IND 1000 con cuerpo de sensor de polipropileno (PP). El sensor de conductividad inductivo compacto para aguas residuales industriales también dispone de un Pt1000 para la compensación de temperatura. Para esta aplicación, el OPTISENS IND 1000 se suministró con un soporte de inmersión al que se fija firmemente.

Ambos sensores analíticos están equipados con el transmisor analítico de 2 canales MAC 100. De este modo, sólo se necesita un único transmisor para transmitir las lecturas de pH y conductividad a la sala de control. El MAC 100 se suministró en versión para montaje en panel, lo que permite una instalación flexible en la pared independientemente de las dimensiones del transmisor. Para controlar con precisión la cantidad de aguas residuales, el cliente también instaló el OPTIFLUX 4300. Gracias a su revestimiento de PU, el caudalímetro electromagnético es ideal para medir incluso aguas residuales muy contaminadas. Gracias a la "referencia virtual" patentada del dispositivo, no hubo necesidad de aplicar un método convencional de referencia a tierra mediante anillos de puesta a tierra adicionales. El caudalímetro se suministró en versión remota con convertidor de señal montado en campo (F).

Beneficios para el cliente

El cliente se beneficia de una solución a medida que, además del pH y la conductividad, también automatiza el registro y la evaluación de los datos sobre las cantidades de aguas residuales en la sala de control. Esto permite a Kesselhut aportar pruebas sobre las cantidades exactas de aguas residuales que se han vertido al alcantarillado. El cliente puede utilizar el saldo en su práctica de facturación con la asociación de aguas residuales. La instrumentación del proceso también proporciona una prueba completa de que se respetan todos los valores límite. En caso de lecturas muy desviadas, la empresa de eliminación puede tomar medidas a tiempo. De este modo, la empresa evita la contaminación del sistema de alcantarillado y recargos innecesarios de la autoridad del agua.

Productos utilizados
OPTIFLUX 4300
Caudalímetro electromagnético para aplicaciones avanzadas de proceso
  • Alta precisión (±0,2%) certificada para la transferencia de custodia
  • Para productos de baja conductividad (>1 μS/cm) y alto contenido en sólidos (≤70%)
  • Brida: DN2,5…3000 / ⅒…120", máx. PN40 / ASME Cl 600 (más altas bajo pedido)
  • 3x 4…20 mA, HART®,Modbus, FF, Profibus-PA/DP, PROFINET
OPTISENS PH 8300
Sensor potenciométrico de pH para aplicaciones con aguas residuales, aguas superficiales y de proceso
  • Para el uso con un transmisor analítico
  • Conexión a proceso: PG13,5
  • 0…14 pH; máx. +70°C; 10 bar
  • Sensor de vidrio con diafragma de PTFE y sensor Pt100 opcional para la compensación de la temperatura
OPTISENS IND 1000
Sensor de conductividad inductiva para aplicaciones con agua, aguas residuales y químicas
  • Para el uso con un transmisor analítico
  • Conexión a proceso: G1½ (hembra) y versiones de inmersión
  • 1…2000 mS/cm; máx. +100°C
  • Sensor de conductividad sin electrodos con sensor Pt1000 para la compensación de la temperatura
SENSOFIT IMM 1000
Conjunto de inmersión para aplicaciones generales de tratamiento del agua y aguas residuales
  • Para el uso con sensores OPTISENS COND 1200 o ∅12 / 120 mm
  • Conexión del sensor: PG13,5 o G½ (hembra); conexión a proceso: inmersión
  • Longitud de inmersión: 1 m
  • Máx. +80°C, sin presión
MAC 100
Transmisor analítico para líquidos para medidas con sensores de la serie OPTISENS
  • Salida: 3 x 4…20 mA, 3 de relé (mecánica)
  • Entrada: máx. 2 x sensor, 2 x temperatura
  • -15…+55°C (ambiente)
  • Robusto alojamiento para montaje en pared
Correo eléctronico
Contacto