Medida del consumo de agua en una planta química

Informe de aplicación | Química

  • Control del caudal de agua para la dilución de productos químicos
  • Un caudalímetro electromagnético rentable permite equilibrar con precisión la entrada de agua y la salida de producto
  • Varios parámetros de medida se proporcionan en la sala de control a través de Modbus
Antecedentes

La empresa familiar checa Draslovka a.s. es líder mundial en especialidades químicas a base de cianuro y productos agroquímicos. Sus productos se utilizan ampliamente en la minería, la agricultura o la farmacia, por citar sólo algunos. Una de sus mayores plantas de producción se encuentra en la ciudad de Kolín, en Bohemia Central.

Requisitos de la medida

Para diluir los productos químicos, se introduce agua limpia en el proceso de producción en la proporción deseada. Para equilibrar con precisión la entrada de agua y el rendimiento del producto, es necesario supervisar las dos líneas de suministro de agua a la planta de dilución.

Hasta ahora, el cliente había utilizado un caudalímetro mecánico de hélice o no medía el caudal por ningún medio. El contador mecánico no medía correctamente, ya que las cantidades de agua añadida medidas nunca se correspondían realmente con la salida del producto. A efectos de balance, el consumo total de agua debía comprobarse in situ cada seis meses. Nunca se había dispuesto de datos sobre el uso real del agua. La supervisión del caudal desde la sala de control no había sido posible. Por ello, Draslovka buscaba un caudalímetro adecuado, capaz de medir con precisión los caudales de agua en las tuberías e integrarse perfectamente en el sistema de control existente.

Parámetros de aplicación
Medio medido Agua potable
Caudal 9 m3/h
Presión 4,5 barg / 65,3 psig
Temperatura ~+10°C / ~+50°F
La solución de KROHNE

La empresa química equipó sus dos líneas principales de suministro de agua con el AF-E 400. El caudalímetro electromagnético (EMF) está diseñado para la medida de caudal fiable y estable a largo plazo en aplicaciones con agua y otros medios conductivos en conducciones de pequeño tamaño.

El caudalímetro KROHNE se instaló en tuberías de plástico DN25 mediante conexiones roscadas. Se consideraron tramos rectos de entrada y salida. Gracias al tubo de caudal de paso circular reducido, las inconsistencias en el perfil de caudal también se corrigen por diseño, lo que permite realizar mediciones fiables en condiciones de instalación difíciles. Al mantener la caída de presión al mínimo, prácticamente no hay riesgo de cavitación en el tubo.Esto también contribuye al alto rendimiento general del AF-E 400, que ofrece la mejor precisión de su clase en todos los rangos de caudal.

Dado el diseño compacto y pequeño del medidor magnético, no fue necesario ningún soporte adicional para sostener la tubería. A diferencia de muchos EMF convencionales, el tubo de caudal del EMF está fabricado en PEEK moldeado por inyección reforzado con vidrio de alta calidad, en lugar de metales comparativamente más caros con un material de revestimiento. Gracias a su robusto diseño IP65/67, el caudalímetro también resiste las duras condiciones de instalación en la planta química.

El AF-E 400 se integra perfectamente en el sistema de control del cliente. El caudalímetro transmite todas las lecturas al PLC mediante comunicación Modbus. La EMF proporciona el caudal real, el caudal volumétrico totalizado y, gracias a su medida de temperatura integrada, también la temperatura del proceso. Además, se pueden transmitir muchos otros datos de aplicación e información de estado según NAMUR NE 107.

Beneficios para el cliente

El uso del AF-E 400 ya le ha merecido la pena al cliente al cabo de poco tiempo. Se ha producido una mejora considerable en términos de precisión y fiabilidad de las mediciones en comparación con el caudalímetro de hélice anterior. Ahora se dispone de información concluyente sobre el consumo de agua para lograr un equilibrio claro y coherente entre las cantidades de agua utilizadas para la dilución y la salida del producto.

La integración en el PLC del cliente también funcionó bien, lo que satisfizo a la empresa. Todas las lecturas están disponibles inmediatamente en la sala de control a través de la comunicación Modbus. Las comprobaciones rutinarias cada seis meses son cosa del pasado, lo que ahorra tiempo y esfuerzo manual. Otro argumento convincente fue el precio, ya que el compacto AF-E 400 ofrece una solución más rentable para este tipo de aplicación que la EMF convencional.

Productos utilizados
AF-E 400
Caudalímetro electromagnético para utilities y automatización industrial
  • Medida de caudal de líquidos conductivos, por ej. refrigerantes, agua fría/caliente, productos químicos, etc.
  • El mejor equipo en lo que se refiere a rango de temperatura, precisión, caída de presión y rango de caudal
  • Diseño ultra compacto para la instalación en paralelo y en espacios estrechos
  • 4…20 mA, pulso, frecuencia, Modbus, IO-Link
Correo eléctronico
Contacto